Bizcocho de manzana y canela

Bizcocho esponjoso de manzana y canela SIN GLUTEN y SIN LEVADURA

Pues aquí estoy con un recetónnnnnn que os vais a quedar con la boca abierta de verdad, a los amantes de la canela os animo a que lo probéis porque no os arrepentiréis!
Me encanta probar recetas nuevas, y me encanta aún más la satisfacción que me produce probarlas y comprobar su sabor y textura…. siempre que queden con el resultado esperado, claro, que cuando una se pone a inventar… pasa lo que pasa y vienen las sorpresas…. peeeeero este no fue el caso.. jijiji…
Son esas pequeñas cosas que hacen especiales los desayunos y las meriendas y hacen disfrutar al paladar! 😍
Os aseguro que si seguís los pasos que os digo a continuación os saldrá un bizcocho super esponjoso, de hecho a mí me sorprendió que saliera tan esponjoso, la verdad.. jeje!
Vamos allá!
Ingredientes:
 
3 huevos
1 yogur de soja natural
1 medida del yogur de harina de trigo sarraceno tamizada
1 medida del yogur de harina de garbanzo tamizada
1/2 medida del yogur de aceite de oliva virgen extra
1/2 medida del yogur de sirope de maíz, ágave, stevia..
1 puñadito de pasas de corinto (al gusto)
1 cucharadita de bicarbonato
1 cucharadita de canela molida
1 manzana cortada en gajos
Preparación:
Primero separamos las claras de las yemas, reservamos las claras que montaremos posteriormente.
Al recipiente en el que echamos las yemas añadimos el yogur de soja, las harinas tamizadas, el aceite y el endulzante que más os guste, batimos con la batidora todo. Cuando esté bien mezclado, añadimos el bicarbonato, la canela y el puñado de pasas y mezclamos con una pala de silicona o algo parecido.
Ahora es el momento de montar las claras, una vez las tengamos, las añadimos a la mezcla anterior con ayuda de la pala haciendo movimientos envolventes para que no se nos baje. Una vez tengamos todo listo preparamos un molde desmoldable, que habremos forrado con papel vegetal para que no se nos pegue, añadimos la mezcla y decoramos con los gajos de manzana.
Precalentamos el horno a 180 grados y horneamos durante 25 ó 30 minuntos con calor arriba y abajo y ventilador. Pasado ese tiempo o cuando se empiece a dorar, pinchamos con un palillo para comprobar si está hecho, y si sale seco, ya lo podéis quitar.
Lo dejamos enfriar, desmoldamos y a disfrutarlo!!

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *