Pan sin gluten de trigo sarraceno

Pan de trigo sarraceno sin levadura

No me canso de buscar información acerca de cómo conseguir un pan sin gluten con textura de pan pan, pero es complicado encontrar “la receta perfecta”. A pesar de ello, no dejo de intentarlo y no me doy por vencida!!! 🙂
Hoy hice este pan de trigo sarraceno, sin gluten, sin levadura y sin mixes comerciales. La textura es un poco pesada y compacta, pero el sabor es exactamente el mismo que el hecho con levadura.
Es perfecto para sacarse de una forma súper sana esas ganas de pan, de hecho, lo hice con ingredientes ecológicos, así es que no podría ser más sano…

 

Ingredientes:

– 1 cucharada de semillas de lino molidas
– 3 cucharadas de agua
– 100 grs de harina de trigo sarraceno
– 1 cucharada de semillas de girasol
– 1/2 cucharadita de bicarbonato
– 1/2 cucharadita de sal
– 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
– 100 grs de agua
– 1 cucharadita de semillas de girasol y otra de copos de avena para adornar por encima.

Preparación:
Primero mezclamos la cucharada de semillas de lino molidas con las tres cucharadas de agua en un vasito y dejamos reposar unos 15 minutos.
Precalentamos el horno a 200 grados.
Mientras, mezclamos los ingredientes secos: la harina, las semillas de girasol, el bicarbonato y la sal.
Añadimos el agua, el aceite y las semillas de lino con el agua y formamos una masa homogénea bastante pegajosa.
Vertemos la mezcla en un molde de silicona y adornamos con unas cuantas semillas de girasol y unos copos de avena por encima.
Horneamos a 200 grados durante 25 minutos. Lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.
Como véis, con estas cantidades sale muy finito, pero si lo cortamos con cuidado por la mitad, nos podemos hacer un sandwich tostado o sin tostar, como más os guste, o tostadas de desayuno.
Espero que os quitéis el gusanillo de pan, con este pan sanísimo sin levadura!

Compartir es vivir!

También puede gustarte...

2 Comentarios

  1. A nosotros los mix de harinas tampoco nos gustan, asi que esta receta tb la tendremos que probar, no llevamos mas que dos semanas sin gluten, esto es un mundo!

  2. La verdad es que empezar a comer de esta forma es un camino un tanto tedioso, una vez adaptada ya te parece todo más fácil, pero aún así a mí el hecho de comer fuera aunque me juren y perjuren que la comida no lleva nada, cuando me vuelvo a casa con dolor de barriga y demás.. sé que algo se coló por ahí en medio… Poco a poco y mucho ánimo!! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *